El hogar hindú: la comida en familia

¿Te imaginas comiendo en el dormitorio, usando la mano en vez del tenedor o sentado en el suelo? Es diferente a nuestras costumbres. Una experiencia que no dejará de sorprenderte. Aquí os dejamos algunas claves para Occidentales


Publicado 19-02-2018



Cada hogar es un mundo, cada casta tiene sus costumbres...Lo que os cuento en este artículo es mi experiencia personal que puede variar con respecto a otra persona.


Los indios son personas muy acogedoras y en tratar bien a sus huéspedes se les "va el honor" y yo diría que en muchos casos "el corazón". El recibir una invitación a su hogar representa una oportunidad de conocer desde dentro la India y experimentar sensaciones que seguro te llevarás contigo para siempre.

Cuando llegas a un hogar verás que los saludos son todo un ritual. Para un Occidental puede resultar complejo de entender porque el estatus de cada miembro de la familia o la forma de llamarles se hace de forma diferente a lo que conocemos. Os doy unas pinceladas:

EL SALUDO Y LA FORMA DE DIRIGIRTE 

- Al entrar en un hogar, verás que en muchos casos se descalzan. las visitas pueden mantener sus zapatos, aunque si vais a estar sobre alfombras conviene quitároslos.

- A las personas mayores, como signo de respecto, se les saluda inclinándote y tocándole las piernas/pies mientras ellos colocan su mano en tu hombro o cabeza para darte la bendición.

- Sin embargo, el saludo más habitual, es decir la palabra "Namaste" juntado las manos. Este es el saludo que podemos utilizar los Occidentales sin "meter la pata". Parece solo un gesto para decir "hola" o "adiós", pero como casi todo en la cultura de este país tiene un significado espiritual. Más abajo os pongo un vídeo. También podéis sentiros cómodos estrechando la la mano.

- No se dan besos en la cara. Ni siquiera entre familiares muy cercanos. En mi familia, nos damos abrazos entre las mujeres. A los hombres,se les da la mano o entre ellos también se pueden dar abrazos si son personas cercanas.

- La cercanía entre familiares no depende tanto del grado de consagüinidad, sino de otros factures, especialmente la vinculación con la familia del marido. En otro artículo os contaremos más en detalle el tema de las relaciones entre miembros de la familia que es también complejo para un Occidental. 

- No es respetuoso utilizar el nombre de la persona y se suelen usar palabras genéricas para dirigirte a ellos.  Como "amma" (para la abuela), "babi" (las mujeres de tus conocidos), "bhai"- "hermano"- para hombres sean cercanos o no... es muy complejo, por lo menos para mi. Pero no os preocupéis por ésto. A los Occidentales nos toleran nuestras "faltas de cortesía" porque no sabemos.

- Ud vs tú. En hindi existen las dos formas, pero a diferencia del castellano el tratar de "tú" a una persona (a excepción de niños) es ofensivo e incluso a veces despectivo. En otro artículo os enseñaremos "hindi básico para sobrevivir" y os los enseñaremos todo con Ud para evitar problemas. Les encanta escuchar a Occidentales decir alguna palabra en su idioma.

Hay muchas normas de conducta pero entienden que los Occidentales no las conozcamos. Así que no os agobiéis, pero sí fijaros porque es muy curioso y toda una experiencia.





LA COMIDA

Algo que me llamó mucho la atención es que pueden utilizar el dormitorio como "comedor" y aunque tengan otra habitación donde habitualmente comen, te lleven a este lugar porque lo consideran más cómodo o adecuado para sus huéspedes. Así que os podría tocar comer sentados sobre la cama. También comen sobre una especie de alfombras en el suelo, aunque a los Occidentales, como no estamos acostumbrados a sentarnos mucho tiempo en el suelo, nos ofrecen los sillones con las mesas de apoyo o  "mudda" - unas pequeñas sillas de bambú-.

También ocurre que te ofrecen cuando llegas el té y un rato después la comida. Nosotros lo hacemos al revés. El café después de comer.

Es habitual que la mujer/mujeres de la casa no se sienten con el resto de los comensales. Ello es debido a que el pan - roti - se hace en el momento y tienen que estar preparándolo mientras los demás comen. Hay una especie de recipientes para mantenerlo caliente pero en general prefieren hacerlo mientras comes. Tenéis que verlas preparándolo y, si os atrevéis, probar a hacerlo vosotros mismos.

Frente a los restaurantes, no existe un orden en los platos (primero, segundo, postre). Se sirve todo a la vez y además, no comen primero un plato y luego otro, sino que lo van mezclando todo. Resulta raro ver como se comen algo salado como unas lentejas y al mismo tiempo el arroz con leche.

La fruta no es un postre. Suelen comerla a media tarde y lo que más me llamó la atención es que le echan sal negra.

La comida de los restaurantes no es para nada igual que la de los hogares. Supongo que es una situación que ocurre en todas los países. Pero no solo por la calidad o la forma de cocinar un plato, sino porque en un restaurante ves siempre los mismos menús. La variedad en un hogar es impresionante. Yo jamás creí que en la cocina vegetariana hubiera tantos platos, vegetales, legumbres diferentes que no se encuentran en Occidente. Ir a un mercado local o a un supermercado es toda una experiencia que os recomiendo. 

Otra cosa que os llamará la atención es que comen con la mano. Utilizan el pan para coger los alimentos. Usan la mano derecha porque la izquierda es "impura" -la que usan para lavarse en el baño-. Cuando el alimento tiene líquido utilizan la cuchara junto con el pan. Olvídate del tenedor y el cuchillo. Si os animáis a probar a comer como ellos, fijaros bien. Si no podéis, no hay problema y os dejarán los cubiertos.

Prácticamente toda la comida lleva especies y picante -hasta los gusanitos o las patatas de los niños-. En un viaje a India es bueno llevar algún protector de estómago especialmente para los que no estamos acostumbrados. Si vais a India en alguno de nuestros viajes, no os preocupéis que os lo prepararán "apto para occidentales".

Algún ingrediente, aunque sea vegetariano, puede estar "vedado" si coincide con alguna festividad religiosa. Especialmente la cebolla.

Fijaros también en la vajilla. Usan de plástico y de metal. Las cucharas de la sopa son muy parecidas a las que están en los restaurantes chinos.

Probar sus platos caseros es una delicia. En nuestro blog os iremos dando recetas aunque hay productos que no se encuentran aquí.

LAS DEPENDENCIAS DEL HOGAR
El estar invitado a un hogar hindú no solo te permitirá disfrutar de una comida increíble. Podréis conocer aspectos de su cultura que de ninguna manera podréis experimentar solo con las explicaciones de los guías o viendo monumentos, leyendo libros....

La casta y las tradiciones que generación tras generación mantienen son muy diferentes entre familias. Una de las dependencias de la casa más interesantes es donde tienen el templo familiar. Podréis preguntar por los dioses a los que reza esa familia y su casta.

Algo también diferente, en muchos hogares -no en todos-, es que tienen separado en cuartos distintos el retrete y la ducha. La pileta para lavarse las manos muchas veces tampoco está en el baño sino en el cuarto donde suelen comer o zona de paso. La ducha no suele tener plato si no que es de obra directamente en el suelo.

Fijaros en los detalles. Podréis descubrir cosas curiosas en cada rincón. Por ejemplo, las ventanas no tienen persianas, el suelo o alguna pared puede estar pintado porque recientemente hayan hecho alguna ceremonia, alguna planta puede tener adornos porque le rezan, en las puertas hay guindillas colgadas para espantar el mal de ojo, etc, etc, etc. Todo ello, mejor que lo veaias con vuestros propios ojos. No dudéis en preguntar.

LA DESPEDIDA

Depende de la familia.Traen una bandeja con arroz, el polvo rojo húmedo para poneros un punto rojo en la frente (tika) normalmente con su dedo anular, y un poco de azúcar o dulce que ha podido estar en el templo familiar y que os darán para que comáis.

Los indios también se caracterizan por ser supersticiosos y cada familia tiene sus creencias. Por ejemplo si alguien estornuda antes de salir, prefieren no hacerlo en ese momento y esperar un rato. Si alguien va a viajar, nadie de la familia debe estar enfadado cuando salen porque les puede traer mala suerte...

En todo caso, os desearán un buen viaje y vosotros os llevaréis un recuerdo memorable que jamás olvidaréis.

VIAJES INCREÍBLES
El ir a comer a un hogar hindú es una experiencia que recomendamos e incluimos en nuestros "viajes Vive India". No te limites a ver los impresionantes monumentos de la India. Un viaje a este país merece que incluyas actividades de inmersión cultural.




Comentarios sobre comida hogar hindu:

Buscar en el blog